Hijas resilientes en un mundo sobreprotector
Educando en familia
Comparte en:

Hijas resilientes en un mundo sobreprotector

Son cada vez más las jóvenes que apreciamos como inteligentes, amadas por su familia y amigos, pero con un vació en el alma y una carencia de sentido en sus vidas causado por un miedo paralizador ante los desafíos.   

La razón de que esto suceda es sencilla, pero a los padres no nos gusta escucharla. La psiquiatra Lori Gottlieb dice que: “el mal viene, no de malos padres, sino de papás o abuelos demasiado pendientes y apegados a las niñas de la familia”. Somos nosotros los adultos quienes, por tratar de protegerlas del sufrimiento, sin saberlo, las privamos de la felicidad en la adultez.

 

La resiliencia se trata de un aprendizaje que puede darse durante  toda la vida y, más allá de las particularidades de cada uno, todos podemos aprender este habilidad; pero, entre más pronto en la vida comencemos a desarrolle, menos difícil será el crecimiento.

Consecuencias a largo plazo

El problema no se refleja en la realidad inmediata pues mientras sean dependientes de nosotros, todo estará bien y porque estaremos ahí para ayudarlas. El problema vendrá cuando emprendan el vuelo de la vida solas, sin nosotros y no encuentren la fortalece espiritual, física y mental necesaria para afrontar los desafíos de la vida.  


Sobreproteger a las hijas más que ayudarlas, les hace daño. Es suponer que no son capaces por sí mismas de afrontar y resolver los problemas.  Acuérdate que los mejores logros surgen de aprender de caídas y errores. Si aprende a aceptar la realidad no sufrirá, no se derrumbará del todo y saldrá avante con coraje. Una persona resiliente padece, pero no se hunde ni sucumbe.

 

<< ¿Cómo educar a tu hija para un mundo siempre cambiante? >>

 

Las consecuencias de la sobreprotección

Quitar las piedras del camino de nuestras hijas tendrá como resultado una mujer adulta que se paraliza ante una dificultad y que ve el fin del mundo ante cualquier cambio de planes de la vida. Sobreproteger es la fórmula perfecta para que se convierta en una persona insegura, frustrada y triste.

 

¿Qué es lo que debe hacer la familia para formar una hija resiliente?

Formar es preparar a una hija para enfrentar la vida, asumir responsabilidades y solucionar problemas sin desfallecer. Por ello, cuando tenga una tarea importante que olvidó hacer, no marques a la profesora para decirle que tuvieron una emergencia familiar y que es la razón de la tarea faltante, y cuando impongas un castigo, respétalo.

 

No temas al sufrimiento que pueda padecer tu hija, si bien es cierto que, no vamos a permitir que le sucedan injusticias, sí debemos dejar que las consecuencias de sus actos y obligaciones la alcancen.

¿Cuál es el papel del colegio en una formación resiliente?

En el proceso de que se convierta en una persona resiliente o no, el colegio tiene un papel fundamental. Para promover la habilidad el colegio de tu hija debe favorecer climas emocionales positivos y optimistas en los que se sienta segura y responsable, y mantener el debido nivel de exigencia.  

 

El colegio debe tener docentes que sepan acompañar el crecimiento personal de cada niña, aceptar y gestionar la diversidad y la complejidad de cada proceso de aprendizaje para hacerlas sentir asistidas en su formación. Y, de la misma forma, todas las niñas pueden beneficiarse de los programas educativos que promuevan la resiliencia, capacidad imprescindible no sólo para el desarrollo exitoso de tu hija sino también del docente.

 

Para contribuir a la formación de esta habilidad en nuestras alumnas el Colegio Fontanar es un colegio para niñas privado que además de la educación académica, provee a las familias de sesiones de preceptoría donde podemos observar juntos el crecimiento de las niñas e identificar las áreas donde tanto padres, hijos como colegio podemos trabajar para mejorar.

 

Las preceptorías te acompañan en la importante tarea de formar a tu hija en las diferentes etapas de su vida con recomendaciones, una planeación de las acciones a seguir como familia y seguimiento de su progreso.

Conoce el Colegio Fontanar >

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidu
Alamos Fontanar