Cómo prevenir la ansiedad en tu hija
Comparte en:

Cómo prevenir la ansiedad en tu hija

Si tu hija presenta algún trastorno de ansiedad o quieres prevenir que lo tenga, es importante que empieces por entender que esta emoción puede rebasar a quien sea. Por eso es importante entender en qué consiste para luego brindar ayuda.

 

La ansiedad se convierte en trastorno cuando afecta la conducta de las niñas. Dado que se manifiesta a nivel físico, mental y emocional, una vez que surge no es fácil controlarla ni usarla a nuestro favor.

 

La ansiedad deja de ser normal cuando no permite el cumplimiento, gusto y deseo de realizar las actividades cotidianas. Es así como su aparición deja de ser una alerta para convertirse en un estado cotidiano que afecta desde la sensación de plenitud hasta la salud.

 

En la mayoría de los casos, esto implica evitar situaciones específicas, lugares o estímulos, así como actos repetidos de indecisión, incertidumbre y retraimiento. Por eso es importante entender qué pensamientos están detonando dicha evitación.

 

A diferencia del miedo, que nos sirve para actuar ante una amenaza en un momento específico, la ansiedad surge como respuesta ante todo lo posible e imaginable, por lo que las posibilidades se multiplican y parecen irresolubles.

 

Para identificar si tu hija tiene ansiedad puedes evaluar si:

  • Tiene miedos desproporcionados y constantes.
  • No puede concentrarse más que en esos pensamientos que lo agobian.
  • Siente inseguridad para realizar muchas de sus acciones cotidianas.
  • Busca casi siempre la aprobación de otros.
  • Presenta síntomas como dolor de cabeza, náuseas, vómito, diarrea, insomnio y tensión muscular.

 

<< [VIDEO] ¿Cómo gestionar el encierro por pandemia? >>

 

Tips para prevenir la ansiedad

Si quieres ayudar a tu hija a prevenir pensamientos que la quieran hacer huir de sí misma y la mantengan en un estado de preocupación y angustia constante, te sugerimos llevar a cabo las siguientes actividades:

 

No la juzgues, escúchala

Una persona con ansiedad guarda muchas emociones que, a su vez, detonan pensamientos, muchos de ellos catastróficos. Por eso, antes de etiquetar a tu hija con un adjetivo, especialmente si lo que está diciendo no te gusta, agradécele su confianza. Conectar emocionalmente con ella es una forma implícita y muy eficaz de ayudarla.

 

Abre tu mente y tráela el presente

Los pensamientos ansiosos no siempre son un reflejo de la realidad, así que intenta tener la mente abierta ante lo que tu hija exprese. Escúchala con atención y recuérdale quién es para ti, cuáles son sus fortalezas, habilidades y talentos, así como los hechos concretos que sí está pasando ahora.

 

Evita ser condescendiente

Si tu niña o adolescente tiene ansiedad, ya se siente vulnerable y débil, por lo que verla con pena no le ayudará. Evita poner sobre sus hombros tu preocupación: no le añadas una cosa más sobre la cual sobrepensar. Cuando la veas, intenta posar sobre ella una mirada tranquila y confiada.

 

Dale su espacio

Si tu hija pasa por un momento de descontrol o hartazgo lo mejor es no confrontarla en ese momento, sino permitirle que se desahogue en su espacio. Probablemente la molestia no sea contigo, y si intentas evitar que esa energía salga, podrías crear un problema entre ustedes.

 

Abrázala cuando lo necesite

Cuando quieras mostrarle a tu hija que la amas y la apoyas, pocas cosas lo dicen mejor que un abrazo. Es lo mejor que puedes hacer por tu ser querido cuando está pasando por una emoción tan compleja y abrasiva como la ansiedad.

 

Apóyala en sus batallas

Si un día le ofreciste ayuda y no la quiso, no se la niegues o condiciones para otra oportunidad. Guarda disposición para respaldarla cuando se enfrente a sus pensamientos dañinos. No le recuerdes que antes no quiso ni le preguntes por qué ahora sí. Mantente cercana, cariñosa, comprensiva y firme.

 

No apresures su mejoría

Dale tiempo a tu hija para que viva su proceso y pueda ir saliendo de ello a su ritmo. La presión hacia alguien que se siente mal le puede causar más ansiedad; justo la prisa y vivir en el futuro es lo que la puede tener así. Quédate cerca, confía en ella y, de ser necesario, busca asesoría.

 

Pedir ayuda es válido

En caso de que sientas que nada de lo que haces basta para ayudar a tu hija, recuerda que puedes acudir con un especialista para que les ayude a ambas a enfrentar esta situación y salir fortalecidas de ella. En este proceso no dejes de mostrarle y reafirmarle tu amor a tu hija; eso sin duda le será útil para recuperarse.

 

En el Colegio Fontanar tenemos un modelo de educación personalizada que se adapta a las necesidades de tu hija. Nuestro objetivo es fortalecer todos los ámbitos de su vida para que sea una mujer exitosa y capaz de salir adelante ante cualquier problema.

perceptorias_fontanar

Fuentes

Cárdenas, Eva, et. al. “Guía clínica para los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes”. Instituto Nacional de Psiquiatría. 2010. Retomado de: http://inprf-cd.gob.mx/guiasclinicas/trastornos_de_ansiedad.pdf

“¿Qué es lo que una persona con ansiedad necesita de ti?” Desansiedad. 2018. Retomado de: https://www.desansiedad.com/blog/que-es-lo-que-una-persona-con-ansiedad-necesita-de-ti

Rapee, Ronald. “Trastornos de ansiedad en niños y adolescentes”. IACAPAP. 2016. Retomado de: https://iacapap.org/content/uploads/F.1-Anxiety-Disorders-SPANISH-2016.pdf

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidu
Alamos Fontanar